02 mayo, 2010

El Monismo de Sankara


Sankara vivió solamente treinta y dos años, pero durante ese tiempo depuró y consolidó las diversas escuelas de culto religioso y las reunió a todas bajo el predominio de un único principio filosófico: el monismo (adwaita).
Las verdades espirituales de los Vedas, de nuevo volvieron a resonar en los corazones de todos, con su significado verdadero. "Yo soy Brahman"; "Tú eres Eso"; "La más Alta Sabiduría es Brahman"; todos fueron explicados con lógica sencilla, convincente, en dulce y cautivadora poesía. El monismo de Sankara es la Verdad Suprema que, por eso, sólo puede ser confirmada, y no sacudida por los descubrimientos de la ciencia o por los vuelos del intelecto. Habla de la unidad de la materia y energía, de tiempo y espacio, de que el Universo no es sino Brahman visto a través del velo de maya (la ilusión), la cual, a su vez, no es sino una actividad del Primordial. 


Sankara sabía que el monismo requiere una práctica espiritual intensa que quite de la mente del hombre toda traza de ego, toda idea de cualidad. Por eso, como una disciplina preparatoria para el alboreo de la conciencia de la verdadera unidad del hombre con la sustancia del Universo, Sankara enseñó las reglas del autocontrol, devoción y karma; éstas, según él, avivarán el intelecto, limpiarán las emociones y purificarán el corazón. El monismo conduce a darse cuenta de lo Divino en todo, en todas partes, en su totalidad.
Sankara sugirió como el primerísimo paso de la práctica espiritual, la compañía de los sabios y de los buenos, que desarrollará el desapego y el amor por el silencio y la soledad. Eso promoverá la desaparición de los deseos transitorios, lo cual, según Arjuna, fue el fruto de escuchar el Gita. Cuando eso sucede, uno queda fijamente establecido en el "Tú eres", la realidad de esto y aquello, la identidad de esto con aquello. Pues bien, el reconocimiento de esa identidad es el apego a la liberación.


Los seis enemigos (los ari-shadvargas) del hombre ponen su planta sobre la mente porque está llena de la oscuridad de la ignorancia. Son aves nocturnas, como los murciélagos y los búhos, que no pueden tolerar la luz. La oscuridad no huirá porque le arrojes piedras, desaparecerá porque le asestes espadazos a ciegas o le dispares con un revólver. Será destruida únicamente cuando una lámpara sea encendida. Sankara enseñó esa sencilla verdad a muchos que ignoraban ese hecho tan simple. La gente de este país se había perdido en la prosecución de muchas metas porque su visión se había vuelto borrosa por la oscuridad. Sankara les enseñó que los Vedas, Upanishads y Sastras no tratan sino de uno solo, el Uno-sin segundo, la no-dualidad, el monismo. 

-Sathya Sai Baba
La Verdad ¿Qué es la Verdad? 

6 comentarios:

QUEOQUINA dijo...

Angelina, este espacio se ha vuelto para mi lecciones de lo que son Los Vedas que me ayudan y gustan mucho, no siempre dejo comentarios, pero me llevo las entradas, gracias por dar conocer a muchos lo que son Los Vedas, y gracias por tu visita. También me gusta mucho tu otro blog, un abrazo.

Jag dijo...

Hola Angelina podrias ayudarme a encontrar los libros veda fisicos y en sanskrito? gracias

Antonio Fuentes dijo...

Shankara nos conduce al oceàno infinito de la conciencia: Brahman.
Sai Baba siempre expone con mucha claridad las ideas espirituales. Me gusta mucho su version: el Gita, un torrente de sabidurìa. Angelina, saludos cordiales.

sankaradas dijo...

Querida angelina.
Ah! Sankara ,él fué mi primer maestro, el más grande. De él tengo el nombre que me dió el swami Satyananda.
Un abrazo.

Angelina O dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
silencio dijo...

Pranam

Related Posts with Thumbnails