24 mayo, 2010

Neti, Neti: esto no, esto no


A lo largo de toda la filosofía Vedanta se afirma que el Ser es un objeto que ha de obtenerse. Un objeto externo puede obtenerse, pero el Ser no lo es. Más contradictorio aún, ¿cómo puede alguien obtener lo que ya tiene? Una senda Vedántica hacia la Realización es la negación "neti, neti", que significa "esto no, esto no".  Todo lo que puede conocerse se experimenta a través de los sentidos y de la mente y por lo tanto no puede ser el Brahman, quien carece de todo atributo. Tras la negación de los componentes no queda más que el SER. Así como la idea de la serpiente es negada por la cuerda cuando se hace la luz, el no-Ser es también negado por el Ser, que existe eternamente.




Neti, Neti, que significa "esto no, esto no", es el método de análisis vedántico por medio de la negación. Es la clave de la interrogación vedántica. Es un medio de aproximación. Descubriendo cómo no es un sujeto particular, uno se aproxima a la comprensión de cómo es en realidad ese sujeto. A través de este proceso de negación, uno se acerca a la comprensión de la auténtica felicidad, dándose cuenta de que ésta no se encuentra en las riquezas, ni en el poder, ni en la fama, ni en ningún otro objeto de carácter mundano. Negando todo lo que puede ser conocido por medio de los sentidos, se agotan las modificaciones mentales y se llega a una respuesta interior; si bien es necesaria, finalmente, una experiencia directa, ya que no se trata de una simple comprensión intelectual. Cuando las fuentes intelectuales han sido completamente absorbidas, el 99,99 % del objetivo ha sido logrado. El 100 % lo constituye la realización directa e intuitiva.




Un hombre no es ni su casa, ni es su trabajo, ya que éstos están sujetos a cambios, mientras que el hombre permanece el mismo. Resulta inútil identificarse con el vestido o con el estilo de peinado; sin embargo, todo el mundo se ve sometido a esta forma de ilusión alguna vez. El Ser, que es nuestra naturaleza esencial, no es ni el cuerpo ni los sentidos, ya que éstos no son más que meras cualidades externas del Ser. El Ñani niega su identificación con todas las cosas de este mundo, a excepción del Atman. Niega a la mente diciendo: "Yo no soy estos deseos", "yo no soy estos temores", "yo no soy esta personalidad" y así hasta negar todas las cosas y experiencias mundanas. Finalmente, transciende estas experiencias, ya que, al haber sido todas negadas, lo único que queda es el Ser.




En este tipo de meditación se alcanza la unión con lo Absoluto mediante la negación del cuerpo, de la mente, del nombre, de la forma, del intelecto, de los sentidos y de todos los atributos que limitan. Permanece el verdadero "Yo", que es Sat-Chit-Ananda, o Existencia, Conciencia y Dicha Absolutos. Medita con plena concentración, recuperando la atención cada vez que se escape hacia lo externo. Lo externo no es el Atman. Tras algún tiempo, la mente se tranquilizará y descansará en un estado de dicha sin pensamientos y sin movimiento.



-Swami Vishnu Devananda
"Meditación y Mantras"

2 comentarios:

alma dijo...

precioso post. Sólo me queda por añadir: Neti, Neti

J. C. dijo...

Excelente post.

Muy esclarecedor.

Entonces, como dice alma,.....Neti, Neti.


Namasté!!!

Related Posts with Thumbnails