12 enero, 2010

Los Vedas son la Raíz de la Rectitud



Los Vedas son los primeros testimonios de la victoria del hombre sobre sí mismo, su descubrimiento de la Unidad subyacente en toda la Creación y su contacto vibrante con la Verdad que unifica. Ellos declaran que Dios es la Realidad Interior de todos los seres. Todo está recubierto por Dios. Todo esto es Dios.
La lección fundamental que los Vedas procuran entregar es que hay solamente Uno, no dos. Los Vedas proclaman que Dios es Uno, que hay un solo Objetivo y que la Verdad se revela por sí misma, cuando se desecha o se arranca el velo del mundo.
La palabra Vedas significa aquello que enseña. ¿Qué es lo que ellos enseñan? La Verdad de las Verdades. El Mundo Objetivo es una confabulación de verdades y la Verdad de aquella Verdad es el Ser.
Los Vedas son encarnaciones de la Verdad, la Verdad que puede liberar y salvar. La repetición de los Vedas purifica el medio ambiente y refuerza el deseo de ser verdadero. La Verdad es la base de la Rectitud. Los Vedas explican la Verdad.
Los Vedas establecen, para los hombres, cuatro objetivos prioritarios: Rectitud, Riqueza, Deseo y Liberación. Pero éstos deben perseguirse de a pares. Por un lado, Rectitud y Riqueza y, por el otro, Deseo y Liberación. Es decir, se debe ganar la Riqueza a través de la Rectitud y el Deseo debe estar orientado hacia la Liberación. Pero el hombre toma estos cuatro objetivos aisladamente y lo pierde todo. Los pone en compartimientos separados y adopta distintos planes para lograrlos. Por consiguiente, su personalidad no está integrada; lleva una vida imperfecta. Abandona la Rectitud y la Liberación por sentirlas más allá de sus posibilidades, y desperdicia su vida persiguiendo la Riqueza y el Deseo que lo llevan a la ruina.
Si tienen los sentidos bajo control, vuestra inteligencia se tornará clara para reflejar la Gloria de Dios que llena e impregna el Universo. Esta es la enseñanza de los Vedas y de la Vedanta.
Los Vedas no tienen principio ni fin; son mensajes eternos, captados por conciencias desarrolladas, en el silencio de la meditación. "Los Vedas son la raíz de la Rectitud". Si los Vedas se mantienen a salvo, es decir, cuando los eruditos védicos están a salvo, los Vedas permanecerán siempre frescos en los corazones de los hombres. Esto representa el verdadero establecimiento de la Rectitud.
Los Vedas han declarado que ni mediante actos, ni mediante la progenie, "ni mediante la riqueza, se puede ganar la Inmortalidad; sólo se la puede ganar mediante el renunciamiento".
Los Vedas declaran que Su Gracia, es decir, la Inmortalidad, se puede lograr mediante el desapego. Es más importante el renunciamiento que una agitada actividad u opulencia o linaje. Renuncien, abran las manos, no se aferren a nada. Libérense, no aten ni se dejen atar. Los Vedas enseñan al hombre que todos pertenecen a una misma familia, que todos son Divinos. Recalcan que Dios es Amor.

-Bhagavan Sri Shatya Sai Baba


3 comentarios:

sankaradas dijo...

Querida Angelina.

Vedas que en sánscrito literalmente significa ‘verdad’ o ‘conocimiento’, son la base de mi enseñanza.

gracias por difundirlos.

Namasté.

alma dijo...

La verdad que Unifica...todo es Dios porque Dios está en todas las cosas

Olga i Carles dijo...

Gran enseñanza la de los vedas. Nos ayudan a entender significados y ampliar sabiduría.

Gracias.

Related Posts with Thumbnails