12 marzo, 2010

Cantar los Vedas: Métodos de Canto




Métodos de Canto
Los mantras Védicos deben cantarse en voz alta, con la voz bien modulada como para que su sonido inunde al máximo el espacio circundante. El sonido de los mantras beneficia a la persona que los entona como a la que escucha, mediante la producción de vibraciones en los cuerpos de ambos. Esta es la razón por la cual los Vedas deben ser cantados con vigor, como para que su sonido llegue lo más lejos posible.
Cualquier cambio en la pronunciación o la entonación alterará la vibración generada mientras se entona el mantra. Dado que cada canto Védico crea una vibración específica, debe ponerse cuidado al cantar los mantras.
Los Vedas mismos, en el famoso canto shiikshaavallii, nos han dado los siguientes seis lineamientos guías: varNa, svaraH, maatraa, balam, saama, santaanaH.

Entendamos lo que ellos significan.

1.      varNa o pronunciación: la pronunciación de las sílabas sánscritas debe ser precisa. Muchos de los sonidos en este idioma y en especial en los Vedas, no tienen equivalente en ningún otro lenguaje. De ahí que éstos deben escucharse con atención para ser cuidadosamente repetidos. Ante cualquier duda, hay que usar el sonido como guía.

2.      svaraH  o entonación: la mayoría de los cantos Védicos tienen entonaciones o svaras –tonos o frecuencias altos, bajos y medios. A diferencia de otros mantras y oraciones que pueden ser cantadas de cualquier manera y también con notaciones musicales determinadas, los mantras Védicos deben ser recitados de acuerdo a su entonación. Dependiendo de la entonación, el canto de ciertas letras habrá de ser elevado a una octava más alta, en tanto que otras habrán de ser llevadas a una octava más baja. Las restantes habrán de mantenerse en la octava del medio. Las entonaciones de los cantos del Sama Veda son las más elaboradas y complejas. Cada una de estas svaraas crea vibraciones de diferente amplitud y frecuencia.
No se usan instrumentos musicales de acompañamiento puesto que los instrumentos agregan sus propias notas y vibraciones, que distorsionan la vibración resultante del canto. Hoy en día, muchas gentes han editado CDs que tienen una interpretación musical de los mantras Védicos con acompañamiento de varios instrumentos. Estas grabaciones son maravillosas para ser oídas. No obstante, al no seguir rigurosos lineamientos del canto Védico, no representan sino piezas musicales y no poseen el mismo impacto vibracional que el del canto vocal Védico original.

3.      maatraa o duración: esto se refiere a la duración de la recitación de las diferentes sílabas. Vocales breves toman menos tiempo que las largas. De manera similar, las medias consonantes toman menos tiempo que las llenas. Además, los cantos Védicos tienen maatraa especiales para ciertos sonidos que han de ser “arrastrados” por 2 o 3 unidades de tiempo. El ejemplo que sigue es tomado del Taittriya Upanishad.

Aham – annaado (2)
Kashchana gachchhatii (3)

4.      balam o poder o fuerza en pronunciarlas sílabas: generalmente, ciertas sílabas necesitan de más fuerza, por ejemplo, kh, gh, shh y así sucesivamente.

5.      saama o continuidad en la recitación. Los diferentes svaras o notas deben ser enlazadas de tal manera como para que el recitado suene continuo y no desarticulado. Hay que poner especial cuidado allí donde una entonación en una octava superior sea seguida de inmediato por una más baja.

6.      santaanaH o puntuación: los cantos Védicos no pueden ejecutarse de manera continua, sin una pausa. La pausa debe producirse en el lugar preciso.
A lo largo de los siglos, la gente erudita nos ha advertido en contra de los siguientes seis métodos de canto, que debieran seriamente ser evitados:

-         el cantar de manera cadenciosa (giitii).
-         el cantar muy rápido (shiighrii).
-         el mover la cabeza o el cuerpo con mucha fuerza mientras se canta (shiraH kampii). Generalmente uno habría de sentarse derecho, en concentración.
-         leer de la notación escrita (likhitapaaThakaH). Puede que uno necesite la letra en las etapas iniciales. No obstante, debe hacerse un intento por pasar más allá de esa etapa. Debe hacerse un esfuerzo serio por escuchar a menudo los cantos y memorizarlos.
-         cantar sin saber el significado del canto (anarthaGYaH).
-         recitar con una voz suave y débil (alpakaNTha).


Por lo tanto es muy importante aprenderse bien los cantos y entonarlos correctamente. Uno habrá de aprender con absoluta atención esforzándose por alcanzar el mejor nivel en la pronunciación y entonación correctas. Muchas personas vacilan en aprender los mantras empleándolo como excusa. Uno cometerá errores durante el proceso de aprendizaje. Mas mientras uno se de cuenta de este hecho y realice un esfuerzo sincero por aprender a cantar correctamente, los errores durante el aprendizaje se excusarán.
De hecho, es por esto que la mayoría de la gente termina la sesión de Canto Védico con el kshama prarthana –una oración rogándole al Señor perdonarnos por los errores en pensamientos y palabra cometidos al cantar. Con una práctica regular y dedicación se pueden eliminar todos los errores.


1 comentario:

alma dijo...

Comparto contigo el canto
Mantras del Mundo

Related Posts with Thumbnails